fbpx

Los deportes veraniegos ponen riesgo la salud bucodental

El verano es una época peligrosa para los dientes y las encías porque viene acompañada de un incremento en la práctica deportiva al aire libre que pone en riesgo la salud bucodental. Y es que algunos deportes y actividades físicas practicadas durante la época estival aumentan el riesgo de traumatismos, caries y gingivitis:

En verano aumenta tanto el número de traumatismos dentales como el de pérdidas de piezas dentarias. Ante la pérdida de un diente por traumatismo dental, el Consejo de Dentistas recomienda conservar el diente en suero salino, agua, agua con sal, leche o incluso en la boca y acudir de inmediato a un dentista para que aplique el tratamiento más adecuado, con la intención de salvar el diente.

La actividad física intensa provoca la vulnerabilidad de la boca frente a la proliferación de bacterias. Esto se debe a que con el deporte el flujo de saliva disminuye permitiendo a las bacterias atacar el esmalte dental, lo que deriva en caries y gingivitis, afecciones que si no se tratan pueden poner en serio riesgo la salud bucodental.

– En los deportes subacuáticos el uso de boquillas y snorkel puede alterar la fisiología natural de la boca. Esto puede interferir, por ejemplo, en una ortodoncia fija o provocar dolores de cabeza por las posiciones anormales y forzadas de la articulación temporomandibular.
Para prevenir estos riesgos y conservar una buena salud bucodental este verano, lo mejor es ser precavido en la práctica de deportes y mantener unas pautas adecuadas de higiene oral.

 


Fuente de la información: Consejo de Dentistas