fbpx

Limpieza habitual

La mayoría de las personas no prestamos suficiente atención a nuestra salud bucal hasta que aparece algún problema serio. Los expertos recomiendan visitar al dentista al menos una vez al año. De hecho, una persona con una boca sana debería realizarse al menos una limpieza dental cada 6 meses – 1 año, con el objetivo de eliminar todos los restos de placa.

No hay nada más molesto y doloroso que un dolor de muelas. Puede aparecer en cualquier momento, sin avisar, y puede quedarse para acompañarte en tu día a día hasta que te decidas a acudir a tu dentista u odontólogo de confianza. Aparecen espontáneamente, de forma repentina, pudiendo limitar la capacidad de actuación de quien lo sufre. Es otro de los motivos por los que revisar periódicamente tu dentadura.

La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una placa pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados sarro, que el simple cepillado no puede remover. Solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar el sarro.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies