fbpx
 

La evolución del sillón del dentista: del lejano Oeste a la experiencia completa

SILLON DENTISTA

La evolución del sillón del dentista: del lejano Oeste a la experiencia completa

Desde los sillones de barbero de siglos pasados hasta el anatómico y confortable sillón actual, el sillón del dentista ha evolucionado mucho. Ya en el siglo dieciocho los dentistas habían hecho suya la tradicional silla de madera que utilizaban los barberos, añadiéndole unos reposabrazos para que el paciente se aferrara a ellos en el momento de la extracción. Pero el primer sillón dental como tal data de 1855, cuando el cirujano y dentista italiano Giovanni Platerio ideó un asiento reclinable, acolchado, de respaldo reducido, que permitía un mejor acceso a la cavidad bucal.

La aportación de Platerio permitió, por un lado, que el dentista accediera más fácilmente a la dentadura del paciente y, por otro, que el paciente adoptase una postura más cómoda durante la intervención. El siguiente paso importante llega 25 años despúes, cuando en Bufalo Dental Manufacturing Co. crean un butacón que se abate hacia atrás permitiendo que los odontólogos puedan trabajar sentados. Y en 1877 aparece el primer sillón dental hidráulico, dejando atrás las aparatosas manivelas.

No obstante, el gran cambio llega en 1940. Ritter Dental diseña un sillón con aire a presión y con un equipamiento que ya nos recuerda al actual: torno, dispositivo para expulsar la saliva, aparato para radiografías, entre otras herramientas.

Ya en la etapa moderna de los sillones dentales, encontramos las últimas aportaciones importantes. Nada y nada menos que el genial arquitecto Le Corbusier diseña los primeros modelos de sillones anatómicos. A partir de ese momento, las mejoras son continuas para mejorar la experiencia y comodidad de los pacientes, así como para facilitar el trabajo del profesional.

A día de hoy, los avances en equipamiento son constantes y los sillones dentales cuentan con varias partes articuladas formando una unidad odontológica completa que otorga mayor eficacia a cualquier intervención.  A los sillones hidráulicos, electro-hidráulicos y anatómicos se le suma un nuevo modelo: la silla dental anatómica modificada. Es un sillón anatómico cuya mejora se encuentra en la sección media del espaldar, la cual se encuentra dividida en dos segmentos que otorgan una forma cóncava, que adopta perfectamente la espalda del paciente. 

Ven a Dental Bernabeu y conoce nuestras instalaciones y equipamiento de última generación.