Efectos del tabaco en la salud bucodental

No es ningún secreto que el mal hábito de fumar perjudica seriamente tanto tu salud como las de los que te rodean. Además de las enfermedades respiratorias y pulmonares que provoca, fumar es una costumbre que no le hace ningún bien a tu salud bucodental. Los problemas estéticos son sólo el menor de los problemas provocados por el tabaco, ya que patologías como la halitosis o la pérdida de capacidad olfativa o gustativa están íntimamente relacionados con el acto de fumar habitualmente.

Consumir tabaco es, además, el mayor factor de riesgo para sufrir cáncer oral, ya que entre el 75% y el 90% de los casos de este tipo de cáncer están relacionados con el consumo de alcohol o tabaco. No acaba aquí la lista, ya que está comprobado que una persona que fuma es más propensa a desarrollar periodontitis más graves, así como bolsas periodontales de mayor profundidad. 

En cuanto a los citados problemas estéticos, el color amarillento de los dientes es señal característica de este hábito. Además, los fumadores de larga duración tienen a perder soporte óseo, dando una estética de sonrisa envejecida, con espacios oscuros en lugar de las papilas de la encía entre los dientes; problema con muy difícil solución por parte de un dentista.