Tratamientos de ortodoncia: una cuestión de salud

No cabe ninguna duda de que los tratamientos de ortodoncia mejoran nuestra imagen, pero “arreglarse los dientes” no es un asunto meramente estético sino que constituye en muchas ocasiones la mejor solución a problemas serios de salud dental.

La ortodoncia no tiene edad

La ortodoncia es un tratamiento que no tiene edad. Corregir la deformación de nuestra dentadura es necesario en cualquier momento de nuestra vida, en absoluto es algo exclusivo de la infancia. Antiguamente la ortodoncia se aplicaba comúnmente en niños y adolescentes, pero actualmente, gracias a la evolución de los tratamientos, es habitual que las personas adultas opten por estas medidas correctoras como solución a muchos de sus problemas dentales. No obstante, cuanto antes se actúe, será mejor para evitar males peores.

La ortodoncia no es sólo estética

Son numerosas las anomalías en la posición y función de los dientes que requieren un tratamiento de ortodoncia. Algunos de los problemas que podremos prevenir y corregir son:

  • Problemas con el habla: el tratamiento de ortodoncia puede solucionar la dificultad para pronunciar ciertos fonemas correctamente, como por ejemplo, por ausencia de molares superiores, .
  • Sobremordida: es un problema de maloclusión en la que los dientes anteriores a la arcada superior sobrepasan en la mordida más de la mitad de la altura de los dientes inferiores.
  • Apnea del sueño: esta patología respiratoria a veces se debe a una alteración de la oclusión, normalmente producida por un anómalo desarrollo de la mandíbula inferior.
  • Incisivos con mal ángulo: se puede corregir el ángulo de los incisivos superiores, inferiores y ambos, en bloque.
  • Pérdida prematura de dientes de leche: cuando un niño pierde un molar, es posible que se necesite colocar un “mantenedor de espacio”, para que el nuevo diente tenga su espacio reservado.
  • Malposición dentaria: es un caso frecuente, normalmente conocido como apiñamiento. Se da cuando no existe suficiente espacio o hay una aparición desordenada de los dientes.

Sin embargo, aunque se tenga una dentadura sana, el apiñamiento es un problema que puede desarrollarse al cabo de los años. Por eso, siempre es recomendable ir al dentista periódicamente, evitaremos sorpresas que no deseamos y podremos actuar a tiempo.

No lo pienses más, pide consulta ahora en Clínica Dental Bernabeu.