Dientes en un día, Alberto

Alberto había descuidado su boca durante años por una fobia insuperable. Muy malas experiencias de pequeño le llevaron a evitar cualquier contacto con el dentista durante prácticamente toda su vida. En una sola visita y bajo sedación consciente se le intervino y al despertar ya todo había terminado. Sus nuevos dientes le dan un aspecto mucho mejor. Vuelve a sonreír, a salir con los amigos y a sentirse seguro.

Category
dientes en un día