Las claves del éxito de la ortodoncia invisible

Una de los tratamientos más solicitados en la actualidad es el de la ortodoncia invisible, una alternativa a los famosos brackets cuando se trata de corregir y prevenir irregularidades funcionales y posicionales de los dientes.

Existen dos tipos de ortodoncia invisible:

  • Ortodoncia lingual. Consiste en la disposición de los brackets en la parte posterior de los dientes, por ello que también se conozcan por el nombre de incógnito.
  • Ortodoncia invisible mediante férulas extraíbles. Marcas como Alineadent, Invisalign, Inviflex, Clear Aligner y muchas más, han protagonizado este salto cualitativo con la fabricación de alineadores transparentes realizados a medida para cada paciente. El resultado de esta revolución de la estética dental ha sido, sin duda, de un enorme éxito. Por supuesto, este tratamiento lo ofrecemos en Clínica Dental Bernabeu.

 

Cómo funciona la ortodoncia invisible

Antes que nada, es necesario acudir a la clínica. Será el especialista en ortodoncia quien valore si el tratamiento es apto para el caso concreto que queremos solucionar.

Tras realizar el estudio, se toman modelos de la boca y, mediante un software 3D, se crea un tratamiento virtual. De esta manera, se consigue secuenciar el movimiento de cada uno de los dientes desde el inicio del tratamiento hasta el final.

Nuestro sistema de ortodoncia invisible consiste en férulas extraíbles y transparentes que son cambiadas periódicamente para que se adapten de manera óptima a los sucesivos cambios de la boca del paciente.

 

Ventajas de la ortodoncia invisible

La ventaja más llamativa que tiene la ortodoncia invisible es estética, ya que es imperceptible para los demás a la hora de sonreír o de hablar. Además son mucho más cómodos en su acción, produciendo un movimiento de los dientes mucho más suave, y son de fácil extracción para el momento de comer o de llevar a cabo la limpieza bucodental. Otra de las ventajas que ofrece este tipo de ortodoncia es que antes de iniciar el tratamiento el paciente ya sabe cómo quedará su dentadura y la duración exacta del proceso. Esto es posible gracias a la elaboración de un modelo 3D invidividual de la dentadura de cada paciente con detalle, paso a paso, de la evolución del tratamiento.