María paciente

La nueva sonrisa de María

En el post de hoy conocemos a María, una de nuestras pacientes que se sometió al tratamiento de implantología de carga inmediata Dientes en un día. María nos cuenta su experiencia y cómo la rehabilitación de su dentadura le ha cambiado la vida.

María llegó a Dental Bernabeu con un considerable problema de hueso dental, especialmente en la parte superior de la boca. Más allá de problemas de funcionalidad, este hecho le generaba una falta de confianza y autoestima. “No salía, no hablaba con nadie, no me relacionaba, no me arreglaba, nada…”, nos confiesa María.

Tras un estudio pormenorizado de su caso, nuestro equipo le recomendó el tratamiento ‘Dientes en un día’, de rehabilitación completa de carga inmediata con implantes zigomáticos. Este tipo de cirugía permite, en casos como el de María, colocar una prótesis fija provisional el mismo día de la colocación del implante. En una sola intervención el doctor extrae el diente y lo sustituye por un implante y un diente fijo provisional.

“He logrado sentarme en la silla de un dentista sin tener miedo”

En Dental Bernabeu nos preocupamos por mejorar la experiencia de nuestros pacientes desde el momento que pisan nuestra Clínica. El objetivo es que se sientan cómodos, relajados y, en definitiva, se les haga más llevadera la, por muchos “temida”, visita al dentista.

“Luego me senté, y la verdad, no me enteré de nada. De nada, de nada”. Esta fue la respuesta de María cuando le preguntamos su experiencia durante la intervención. “La confianza que me dio el doctor”, “la ilusión de verme nueva”, son algunos de las razones que María nos cuenta con una sonrisa de oreja a oreja. El resultado de su intervención fue más que evidente, la implantología de carga inmediata le permitió renovar la salud, masticación y estética de sus dientes en una sola visita.

“¿Que cómo cambió mi vida? Volví a empezar mi vida”.

María quedó encantada con su nueva sonrisa. Le devolvió la confianza en sí misma, las ganas de salir y pasar tiempo con su familia. Nos confiesa que se sentía reprimida y que el aspecto de su boca le llevaba a evitar actos sociales como los relacionados con el colegio de sus hijos. “El tratamiento me ha acercado a mis hijos”, hasta el punto de salir de juerga con su hijo mayor, nos comenta María entre risas.

Desde Dental Bernabeu nos sentimos orgullosos y felices de poder contar casos como el de María, y sirve de fuente de motivación para continuar trabajando en la tarea de devolver la sonrisa a nuestros pacientes.