Cinco beneficios que tienen los besos para tu salud dental

De cuando en cuando escuchamos hablar de los beneficios de los besos para nuestro estado físico y, obviamente, emocional. Pero, ¿sabías que besar puede tener efectos positivos sobre la salud bucodental?

Cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, una efeméride que nació con el objetivo de recordar las numerosas ventajas que ese simple gesto de afecto tiene en sí mismo. Dar besos nos alegra, nos sube la autoestima y hace que nos sintamos mucho mejor con nosotros mismos. Se considera un antidepresivo natural, capaz de eliminar el dolor de cabeza, acelerar el metabolismo e incluso disminuir la presión arterial. Y, como vamos a ver, capaz también de mejorar la salud de nuestros labios, nuestros dientes y toda nuestra masticación.

Besos que sanan nuestra boca: 5 propiedades

 

  1. Según los expertos, al besar se activan en la boca las glándulas salivales. Esto contribuye a que fluya más cantidad de saliva, que barre las bacterias de los dientes y los espacios interdentales. En consecuencia, disminuye la placa bacteriana.
  2. El beso puede ayudarte a atenuar el dolor de muelas. Según los estudios, este efecto analgésico se debe a la producción de endorfinas, que aumentan el nivel de la felicidad y son capaces de reducir la percepción de dolor físico.
  3. La saliva contribuye a la remineralización de nuestra dentadura, lo que ayudará a la reparación de nuestros dientes en las primeras fases de los procesos de caries.
  4. Los besos compensan un efecto secundario que es habitual de algunos medicamentos como antihistamínicos, descongestionantes o diuréticos: la deshidratación bucal. El aumento de la producción de saliva que  generan los besos contrarresta la sequedad en la boca. Por tanto, si tú o tu pareja estáis tomando algunos de estos fármacos, teníes que saber de lo saludable que resulta darse un beso.
  5. Una efectiva manera de neutralizar los ácidos bucales que causan la erosión dental es también gracias a la saliva que se produce al besar. Ésta aporta agua, proteínas, electrolitos y sales minerales que, combinados, se convierten en un estupendo enjuague natural.